Caracas Dos Máscaras: Pessoas

8 feb. 2012

Pessoas


Enamorarse nuevamente de un hombre con varias voces


“No tener en el alma raíces… No pertenecer ni a mi mismo”. Revivir un pedazo de escritos, aproximarse a sus heterónimos y enamorarse más de una vez


Por Claudia Aguirre
@Clau2812
Flyer oficial del montaje

Involucrarse o sentirse al lado de un poeta, rebuscar sus códigos, embriagarse en su discurso, ver como sus palabras acarician o cortan el papel, enamorarse repetidas veces porque él no es un solo hombre. Así camina Ophelia Queiroz dentro de Fernando Pessoa. Esta es una historia de amor en la que el universo de este poeta portugués se expone y da espacio a la melodía del fado.

Pessoas es un acercamiento, una invitación, es el recorrido que hacen estos dos personajes, Ophelia y Fernando, en la ruta que implica el amor. Es una denuncia a los enamorados, a la existencia y a la ruptura; a su supervivencia. Es la descomposición del mundo interno de este poeta maldito, en que se resaltan alguno de sus heterónimos, esos otros hombres que, imaginarios o no, describen la personalidad transcrita en poemas.

“Pessoa es tan extraño, esa manía de tener tantos hombres dentro de sí mismo”

Esta reconstrucción del imaginario de Pessoa duró casi cinco meses, entre investigación y la conjugación con la música, los Fados, se formuló esta postal que fue perfectamente pintada con ilustraciones que ubican al espectador en un muelle, y que lo mantienen ansioso al siguiente movimiento del poeta.

Traigo nostalgia de mi,
de mi amor más amado.
Yo canto a un país sin fin
El mar, la tierra
Mi fado, mi fado, mi fado…

Siendo un montaje sencillo, en el que tienen más fuerza los diálogos que la escenografía, se observa con facilidad las imágenes producidas por los versos. Con elementos como las maletas, el sombrero, la bicicleta y las cartas, se revela este viaje, la distancia entre ambos y el juego de encontrarse nuevamente. Aunque Fernando, probablemente, ya tenga otra voz, pero un mismo cuerpo.

Es preciso explicar la experiencia del observador, como toda historia de amor siempre habrá un espacio de desconocimiento que es tildado de misterio, pero este dibujo rompe con ese efecto. Es posible sentirse como Ophelia y ver los cambios, desde el amor más ciego y puro, hasta la demencia y la decisión de partir lejos, todavía amando, pero entendiendo ya la esencia del poeta que reclama constantemente su libertad.

¡Viajar, perder países!
Ser otro constantemente,
no tener en el alma raíces.
Vivir, ver solamente,
no pertenecer ni a mi mismo.
Ir de frente.
Ir siguiendo la ausencia de tener un fin,
y el ansia de conseguirlo.
Viajar así, es viaje…

¡Viajar, perder países! - Fernando Pessoa


Y así, como existe la ruptura, está el recuerdo y los símbolos. Unas cosas que nunca se irán con facilidad, pero que están presentes en la trama y que Pessoa describe con este poema:

El amor es una compañía,
ya no sé andar solo por los caminos,
porque ya no puedo andar solo.
Un pensamiento visible me hace andar más a prisa y ver menos,
y al mismo tiempo gustar de ir viendo todo.
Aún la ausencia de ella es una cosa que está conmigo,
y yo gusto tanto de ella que no sé cómo desearla.

Si no la veo, la imagino, y soy fuerte como los árboles altos,
pero si la veo tiemblo, no sé qué se ha hecho de lo que siento en ausencia de ella.
Todo yo, soy cualquier fuerza que me abandona.
Toda la realidad me mira como un girasol con la cara de ella en el medio.

El amor es una compañía - Fernando Pessoa


Esta ruta, este espacio perfectamente definido y trabajado por el Centro de Creación Artística (TET), bajo la dirección de Katty Rubesz, hacen un homenaje al poeta y su historia que desempolva el corazón de Portugal y el mundo inesperado de Fernando Pessoa. Esta pieza es una sutil verdad acerca del amor y sus trayectos, la visión de cada lado y los procesos que se viven cuando se está embriagado o enamorado, es un espacio para reencontrarse con la sensación de sentir, algo que ya no es muy común entre nosotros.

“El amor es lo único que es esencial”

 Amor es lo esencial - Fernando Pessoa


La pieza se estará presentando en el Teatro Nacional, el 25, 26 y 27 de enero a las 5:00pm. Costo de la entrada: 20 Bs. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario