Caracas Dos Máscaras: Ópera sobre Disney en Madrid

18 ene. 2013

Ópera sobre Disney en Madrid


Un polémico Walt Disney irrumpe en el Teatro Real 

The Perfect American es la primera pieza en la historia en la que el padre de Mickey Mouse aparece como un personaje con sombras

DPA
Tomado de El Carabobeño

"Walt Disney refleja lo mejor y algunas de las peores cosas de Estados Unidos". Bajo esa premisa de Philip Glass, el Teatro Real de Madrid estrena mundialmente el próximo martes 22 de enero The Perfect American, la primera ópera en la historia sobre el padre de Mickey Mouse y el Pato Donald.

El compositor minimalista de Baltimore recrea los últimos seis meses de vida del gran icono de la cultura estadounidense, un tiempo en el que, antes de morir de cáncer de pulmón a los 65 años, revive momentos de su pasado y se ve asediado por dudas e inquietudes.

Disney aparece como un personaje con sombras, sobre el que se cierne la duda del racismo, la misoginia y el antisemitismo. Glass no quiere evitarla, pero puntualiza que "no se puede separar a las personas de su entorno", y asegura que "fue un gran visionario".

Disney es un mortal que parece tener envidia de sus creaciones y del hecho de que puedan sobrevivirle. Un Walt Disney no apto para niños que puede generar polémica. Cuando la factoría Disney se enteró del proyecto de Glass, al compositor le llegaron voces de que quizá no era un buen momento. "Pero no ha habido el menor intento de censura ni de control", puntualiza el director artístico del Real, el belga Gerard Mortier.

Glass defiende la pertinencia del trabajo sobre Disney. La ópera hace lo que Disney hizo muchas veces: "Combina la música con el entretenimiento. Para él hubiera sido algo absolutamente natural".

Mortier fue quien le impulsó a componerla, dándole el libro del austriaco-estadounidense Peter Stephan Jungk en el que se basa el libreto de Rudy Wurlitzer. Para el estreno, el belga cuenta con la asistencia de familiares del fundador de la factoría de sueños.

The Perfect American es una de las óperas más esperadas del año en el coliseo madrileño, en el que Mortier se ha empeñado desde su llegada en 2010 en demostrar que la ópera moderna no debe ser algo chocante. Llega como coproducción del Teatro Real de Madrid y la English National Opera, en la que se representará en junio para después, si se cumple el deseo de Mortier de viajar a Los Ángeles.

La dirección musical está en manos del estadounidense Dennis Russel Davies, que lleva más de 30 años colaborando con Glass, y la de escena, en las del británico Phelim McDermott, que ya se encargó de Satyagraha, de Glass, en el Met. El barítono Christopher Purves es el encargado de dar vida al protagonista.


Para The Perfect American, Glass rehuyó cualquier referencia a la música de las películas de Disney y halló las fuentes musicales en Andy Warhol, otro icono de la cultura norteamericana, que aparece en la segunda parte de la ópera. "Busqué sus colores primarios para basarme en ellos y creé un lenguaje armónico muy contundente pero que a la vez tiene características disonantes".

La partitura, a primera vista, puede parecer simple, pero es muy complicada, como ocurre con toda la música de Glass, dice Davis. "La música de Glass no perdona una nota en falso".

McDermott, por su parte, se enfrentó a un gran reto: escenificar una ópera de Walt Disney sin utilizar ninguno de sus personajes, nada de la factoría Disney. "No podíamos pagar los derechos", dice Mortier, al frente de un coliseo que sufre recortes presupuestarios como consecuencia de la austeridad contra la crisis en España.

El mayor reto para el director de escena fue sin embargo presentar a un personaje tan conocido como Walt Disney, a un hombre al que popularmente se cree conocer. Ésa es la primera parte de la ópera, la segunda es la presentación del Walt Disney interior.

"¿Quién es Disney? ¿Sólo una imagen corporativa o es también un ser humano con una historia ordinaria como cualquier ser humano?", se pregunta McDermott. "¿Quién es realmente el genio que está detrás de esas creaciones? ¿Walt Disney, que no dibujó ninguna, o los trabajadores que estaban ahí trabajando como hormiguitas?".

Dantine (Donald Kaasch), un frustrado dibujante austríaco obstinado en desenmascarar a Disney, ejerce como antagonista poniendo sobre el escenario esa última cuestión. Un escenario en el que McDermott ha representado un estudio de cine a la antigua que permite que la ópera se centre en el proceso de creación de los dibujos de Walt Disney y el propio proceso de creación del personaje.

"The Perfect American' no es una biografía, es una reflexión sobre un artista, en la que se trata de crear una visión de América, porque Walt Disney es el American Dream", explica Mortier.

"En Estados Unidos, la cultura elevada y la popular están muy cerca la una de la otra y en esto trabajó Disney. Introdujo la música elevada en las películas. Pensemos en 'Fantasía'. Para muchas personas fue la primera ocasión en la que escucharon música clásica", sostiene Glass.
Él mismo, a punto de cumplir 76 años, encaja en esa idea de la combinación de lo elevado con lo popular. Con sus óperas llega a las élites. Pero también ha escrito decenas de bandas sonoras para el cine, como "The Truman Show" (1999), con la que ganó un Globo de Oro.

Con ellas llega a un público más amplio, como con sus trabajos con estrellas del pop y del rock como Suzanne Vega o David Bowie.

Lea también la reseña de El Cultural de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario