Caracas Dos Máscaras: Artistas alzan su voz

1 mar. 2014

Artistas alzan su voz

Diversos representantes del gremio teatral emitieron un comunicado sobre el papel del teatro en medio de la situación actual venezolana



Actores, directores y dramaturgos de teatro se reunieron el pasado miércoles 26 de febrero, "preocupados por la necesidad del gremio en asumir una postura y darle la cara al país", según indica José Tomás Angola, director teatral que llevó el mensaje a medios de comunicación. 

La decisión del pronunciamiento surge como respuesta al debate de si las salas de teatro deben permanecer abiertas o no, y a las numerosas críticas que algunos grupos teatrales y entes culturales han recibido en sus redes sociales por continuar sus labores artísticas, ante la ola de manifestaciones que vive el país. 

Entre los artistas que participaron en la reunión están Javier Vidal, Iraida Tapias, Héctor Manrique, José Simón Escalona, Prakriti Maduro, Sócrates Serrano, Daniel Uribe, César Sierra, Karin Valecillos, Jesús Carreño, Judith Vásquez, Carlos Scoffio, Angélica Escalona, Luigi Sciamanna, Vilma Ramia, Luis Alberto Rosas, entre otros. 

El movimiento que han denominado "Teatro por V" o "Teatro por Venezuela" ratificó su compromiso de "mantener los teatros abiertos y las funciones ejecutándose, en pro de la libertad". A continuación el comunicado:

EL TEATRO, DONDE TODOS PODEMOS REENCONTRANOS
Comunicado de TEATRO POR V

En momentos tan difíciles para nuestro país, los hacedores de teatro, venezolanos y ciudadanos ante todo, nos sentimos en la obligación de hacer un llamado porque la violencia cese y el respeto a la diversidad y las diferencias se restablezca en nuestra sociedad. 

Para nosotros el escenario es el lugar donde celebramos la vida y proponemos un mejor país. Donde expresamos nuestras ideas, nuestros sentimientos, nuestras emociones. Es un lugar, que si bien nos remunera el empeño puesto, es mucho más que un simple medio de subsistencia. El teatro más que profesión es vocación, más que responsabilidad es deber. Entendemos que al levantarse el telón nuestro compromiso es con cada uno de ustedes, los espectadores venezolanos que función a función se ven reflejados, comprendidos, expresados, atendidos y conmovidos por el talento de miles de creadores y artistas que sienten y padecen las mismas dificultades que todos. Por eso nuestro compromiso a seguir allí, sobre las tablas, comunicándonos, expresándonos, hermanándonos con ustedes, siendo reflexión o aliciente, acompañando al que sufre y al que sonríe, al que está solo o al que tiene compañía, supera cualquier dificultad pasada, presente o futura. Cuando el telón se cierra obligatoriamente en los medios de comunicación, el telón del teatro debe mantenerse abierto por la libertad. Igual que los templos religiosos estuvieron abiertos en los instantes más terribles de la humanidad para quien buscara consuelo, los teatros deben tener sus telones arriba sirviendo de lugar de reencuentro, respeto y paz en esta coyuntura crítica.

Todo artista, por ser un creador, impulsa la vida y adversa la muerte. En el teatro se aprende a respetar al que piensa distinto, a aceptar las críticas y las opiniones contrarias. En el teatro la esperanza se renueva en cada función. Eso es lo que podemos aportarle al país en medio de tanta angustia. Nuestra visión de la realidad hecha arte.

Somos solidarios con el que sufre, con el que es víctima de la injusticia. Sembramos valores de tolerancia e inclusión. No hay público de primera ni de segunda. Hay espectadores y todos son iguales. La audiencia es la razón última por la que nos entregamos en cuerpo y alma cada vez que estamos sobre un escenario. Por ello, cuando en Venezuela las bases morales y éticas se resquebrajan, es la cultura y el arte los llamados a servir de puente, de territorio común, de piso donde todos podamos estar de pie, libre y dignamente, sin que se nos persiga por pensar diferente, o se nos violenten nuestros derechos. Hoy consideramos a todos los venezolanos como esos espectadores a los que nos debemos más allá de nuestras propias fuerzas.

En el teatro se nos enseña también que se actúa de acuerdo a un texto. Hoy en Venezuela todos tenemos un texto que debemos honrar y acatar: la constitución nacional. Allí están todos nuestros derechos y deberes, allí está el modelo de conducta que debe regirnos. 

Cada día, cada momento, en cada dolor y cada alegría, los hacedores de teatro estaremos junto a ustedes, nuestro público, como artistas, como ciudadanos pero sobre todo, como venezolanos.

Algunos de los comentarios rescatados en Twitter acerca de la apertura de los espacios teatrales:




No hay comentarios:

Publicar un comentario