Caracas Dos Máscaras: El Cerco de Leningrado

19 jun. 2011

El Cerco de Leningrado

Protesta, amor y defensa
“Quemar al teatro, un final digno es mejor que una salida a golpes.”
Por Amanda Gómez
@ManditasWorld
Flyer Oficial del montaje

Todos preferimos ver la verdad con toques de humor, tal vez porque reír alarga la vida. Lo cierto es que mientras más risas, más recordamos, cosa que también sucede a la inversa: mientras más llanto, más recordamos. El Cerco de Leningrado, escrita por José Sanchís Sinisterra, tiene de ambas.

Priscila (Carlota Sosa) y Natalia (Tania Sarabia) son dos mujeres que se rehúsan a la demolición de su hogar, y es hogar no sólo porque les sirve de casa sino porque allí está su corazón. ¿Qué lugar puede ser? ¡PUES NADA MÁS Y NADA MENOS QUE EL MAGNÍFICO, EXTINTO Y FUERA DE SERVICIO TEATRO DEL FANTASMA!... Aquí se raya el CD y la música se acaba bruscamente. ¿Extinto?, ¿fuera de servicio? Son palabras que nunca se quisieran asociar con el teatro y sin embargo se relacionan mucho últimamente.

“Es la reflexión de que en Caracas hemos perdido espacios como el Teatro Municipal o el Teatro Nacional donde ya no se hace teatro sino que se usan con otros fines”,Basilio Álvarez, director de la obra.


Mujeres atrapadas en el tiempo por el profundo amor hacia un mismo hombre, esposa y amante, no saben en qué año están, no pueden estar seguras de los días ni de las horas; celosas hasta el fin aunque compartan una relación capaz de perdonar todo sólo para no perderse en un mundo ya perdido, sin arte, libre de teatro.

Libre, dícese de un espacio o lugar no ocupado. Libre, dispensado. Libre, tiempo de que dispone alguien al margen de sus ocupaciones habituales. El teatro, como un espacio libre, deja un profundo vacío en las calles; teatro libre, dispensado de preocuparse por educar a la sociedad; y tiempo libre, sin nada qué hacer excepto ir al teatro, pero ¡esperen, nos quitan lugares de expresión artística! Sin duda debemos quedarnos en nuestras casas y freírnos el cerebro, no pensar y cerrar los ojos ante las dificultades que aquejan a Caracas, Venezuela y a la Tierra entera. Menos mal que al final del día “EL TEATRO NO SE RINDE, ¡VIVA EL TEATRO!”

¡Ahora! El grupo teatral Skena presenta El Cerco de Leningrado los sábados y domingos a las 4:00 pm El Espacio Plural del Trasnocho Cultural, costo de la entrada: Bs. 100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario