Caracas Dos Máscaras: Gorda

29 jul. 2011

Gorda

El espejo de la imperfección
 No estoy hablando de lo que merecen, sino de lo que reciben.

Por Maria Gabriela Blanco-Uribe
@Gabybuf
Flyer oficial del montaje
 
La sociedad se mueve dentro de esta frase. Vivimos en un mundo en el que el estatus social, la raza o la apariencia física se interponen en nuestras relaciones. Condiciones que, casi automáticamente, nos separan del resto por esos preconceptos que nosotros mismos hemos creado de la belleza, lo correcto, lo bueno y lo malo.

Todo empieza en una cafetería donde Helena, una mujer inteligente, linda, divertida, simpática y con unos kilitos de más conoce a Tommy, un hombre exitoso que se enamora perdidamente de ella pero que está rodeado de prejuicios que terminan teniendo un gran peso en sus decisiones.

Dani, amigo y colega de Tommy, es un narcisista por excelencia y se dedica a hacer asunciones y bromas pesadas sobre la misteriosa mujer con la que su amigo está saliendo. Esas bromas a puerta cerrada se van intensificando cuando Dani conoce en persona a Helena.

Comienza aquí un juego de burlas e insultos incesantes por parte de Dani y Juana, una mujer muy celosa con la que Tommy salió alguna vez. Estos dos personajes se confabulan y son la representación de la parte más oscura y no tan oculta de nuestra sociedad. Por su parte, Tommy simboliza a las personas que están de por medio; sabe que está mal hablar y tratar así a los demás y reconoce a las personas por su sentimientos y por sus virtudes en vez de por su físico.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la presión social resulta más fuerte que los principios que una persona pueda tener ¿Será Tommy capaz de omitir lo que dicen los demás y quedarse a defender sus principios y su amor por Helena? Esa mujer que a los ojos de la sociedad no es más que una “gorda”.

¿Es esta la realidad? Sería muy duro admitirlo pero es algo que vale la pena preguntarse.  No solo no aceptamos lo diferente, sino que lo repugnamos y denigramos. ¿Qué nos hace pensar que somos superiores o que no somos nosotros los diferentes? 

Una obra con diálogo ligero y fácil de entender pero que lejos de ser gorda es densa, con una sobredosis de insultos que van creciendo hasta cansar al público, nos muestra las dos caras de la moneda. El extremo y cruel narcisismo que humilla y critica sin sentido alguno; y el lado afectado, que sufre de estos constantes ataques psicológicos y físicos, el cual puede terminar quebrándose ante tanto rechazo y repulsión que recibe de la sociedad.


Gorda se presentará en una única función el 17 de marzo en el Teatro Baralt de Maracaibo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario