Caracas Dos Máscaras: Doce cosas imposibles antes del desayuno

20 may. 2012

Doce cosas imposibles antes del desayuno


La tiranía de la Reina        

La pieza basada en el libro Alicia en el país de las maravillas y ganadora de dos galardones al Premio Municipal de Teatro regresa al Celarg hasta el 3 de junio


Por Ma. Gabriela Blanco-Uribe F
@gabybuf
Imágenes de TEARTES

El mundo ha cambiado tantas veces y tan rápido que es muy difícil seguirle el paso. Adaptarse a la sociedad siempre ha sido complicado y deseado por las personas. De Doce cosas imposibles antes del desayuno nace una reflexión: ¿Será que el mundo de tanto que cambia se ha vuelto una suerte de “País de las Maravillas”? Qué locura, ¿no? Aunque tiene sentido.

El grupo de teatro TEARTES trae a las tablas una interesante propuesta que nos envuelve con sus aires de misterio y de cuento fantasioso. Apoyándose en la historia de Alicia en el país de las maravillas, la pieza nos lleva a la comprensión sobre nuestra sociedad, su conducta y sus incoherencias en la actualidad.

“Si conocieras al tiempo no hablarías de
 matarlo”

También expone de forma irónica y un tanto burlona al sistema judicial y a las leyes que pretenden gobernarnos, aludiendo al hecho de que son obsoletas e incoherentes y dando a entender que, en vez de acelerar los procesos y promover el orden, hacen todo lo contrario. De la misma forma, hay una crítica directa a la burocracia irracional que se ha convertido en el día a día del venezolano así se trate de lo más sencillo.

Así mismo, toca el tema de la superficialidad y la vanidad reinante entre nosotros que de tanto verla la aceptamos como algo normal. Se muestra el menosprecio a las cosas “pequeñas” que, prejuiciosamente, asumimos como insignificantes. Hablando de prejuicios y de vanidades, uno de los reflejos más impactantes fue la afirmación de que “tener el color adecuado es lo que más importa, no si tenemos cerebro o no”. Es algo que debe ser tomado en cuenta con mucha seriedad pues es, sin duda, uno de los problemas que acogen a nuestra sociedad, la falta de valores y de perspectiva. La banalidad ha tomado el protagonismo en nuestras vidas.

Parece ser una crítica a la forma autoritaria de gobernar: la reina está apoderada de sus peones en un tablero de ajedrez y  los manipula; así no importa lo que se dice sino quien lo dice y la misma palabra puede adquirir cualquier significado, el que más convenga.

El miedo que puede sentir una sociedad oprimida cuando las palabras pueden ser su sentencia de muerte cuando no existe libertad, democracia, se resume en una frase: “dice que solo dice. ¡Dice mucho más que eso!”. Cuando un grupo está bajo estas condiciones por mucho tiempo termina aceptándolo y adoptándolo como si estuviera satisfecho con ellas:

“Cuando llegue la hora del juego  no reconoceremos otro que no sea el 
de la Reina
Convirtiéndose entonces en una sociedad sumisa y manipulada sin darse cuenta.


Aunque al principio se vuelve un poco agobiante y abrumador por el ritmo de los eventos y por la intensidad de los mensajes que expresan a través del cuerpo, los textos y los colores utilizados. El montaje resalta, no solo por los temas fuertes y controversiales que toca, sino por su extraordinario vestuario y manejo de luces.

Doce cosas imposibles antes del desayuno, ganadora del Premio Municipal de Teatro en 2011 por Mejor Dirección "Mención Honrífica" y Mejor Vestuario, se presenta en la Sala Experimental de la Fundación CELARG, desde el 11 de mayo hasta el 3 de junio los días viernes y sábado a las 8:00 pm y domingo a las 6:00 pm, a un costo general de 80Bs y los viernes populares 70Bs.


Imágenes de Helen Camacaro

1 comentario:

  1. De parte de todo el equipo de DOCE COSAS IMPOSIBLES ANTES DEL DESAYUNO: Muchas gracias por el apoyo brindado en nuestra segunda temporada en el Celarg

    ResponderEliminar