Caracas Dos Máscaras: Los últimos Usher

29 may. 2012

Los últimos Usher


Poe sobre las tablas

“-¿Qué te atormenta Usher?
-El último de los Usher”


Por Daniela Mejía
@DaniMejíaB
Imáges de Daniela Mejía

El romanticismo, la pesadumbre y tenebrosidad de Edgar Allan Poe caracterizan la pieza completa. En este caso, Teatro Penumbra trae a las tablas Los Últimos Usher una adaptación del cuento The fall of Usher´s house.


La historia es narrada en presente por Nicholas James Cronwell, unos años después de abandonar la fría y espeluznante casa de los Usher, mientras, la actuación se desarrolla en el espacio traído por la memoria del narrador.

Cronwell relata la visita que realizó a su viejo amigo Roderick Usher después de recibir una invitación en la que solicitaba su compañía. Describe las inquietudes y pensamientos sombríos que lo acobijaron desde antes de entrar a la casa. Algo lo desalentaba, sentía que algún misterio se oculta dentro de esas paredes.

Pero no sólo misterio, también materias, o si prefieren llamarlos antimaterias, que mantenían a los habitantes y a él mismo, desde el momento de su llegada, en un exacerbo de nervios.

La tristeza se imponía como un peso por lo lúgubre de las paredes, de los muebles y de las personas que ahí vivían. Quizás dicha tristeza proviene del gran secreto Usher, el incesto entre los últimos de su estirpe, Lady Madeline y Roderick, o tal vez por la imposibilidad de materializar la sucesión hereditaria.

Atormentado por fantasmas, Cronwell va a descubrir que “el mal constitucional y familiar”, que ningún conocedor de la ciencia puede curar, radica en ese secreto familiar.

El personaje sin más remedio que las ganas de ayudar a su amigo a salir de su perturbada condición, se hace cómplice obligado de esta situación. Sin embargo, su complicidad se verá comprometida en el entierro de la cataléptica Lady Madeline, quien días después arrastrará su débil cuerpo hasta la casa para llevarse a la muerte junto a ella a su hermano y esposo, Roderick Usher.

Los Últimos Usher de Teatro de la Penumbra se presentó en la sala Don Luis Márquez Páez, de A-Teatro en Bellas Artes, un pequeño recinto abierto para la pluralidad y la universalidad que este arte nos brinda.

El elenco de la obra estuvo conformado por Daneybis Gómez como Lady Madeline, Fernando Grantón como Nicholas James Cromwell joven, Douglas Suniaga en el papel de Mr. Seinfred el mayordomo, Anthony Castillo en la voz y actuación de Nichollas Cromwell viejo, Alexandra Arteaga y Juan Leal como fantasmas y quien también funge de director, Edward Parúh como Roderick Usher.

El sueño no se acercaba a mi lecho, las horas pasaban. Luché por racionalizar la nerviosidad que me dominaba. Traté de convencerme de que mucho, si no todo lo que sentía, era causado por la desconcertante influencia del lúgubre moblaje de la habitación, de los tapices oscuros y raídos que, atormentados por el soplo de una tempestad incipiente (…) Un temblor incontenible fue invadiendo gradualmente mi cuerpo, (…) el peso de una alarma por completo inmotivada. Lo sacudí, jadeando, luchando (…) ciertos sonidos ahogados, indefinidos, que llegaban en las pausas de la tormenta. Dominado por un intenso sentimiento de horror, inexplicable pero insoportable, me vestí aprisa, pues sabía que no iba a dormir más durante la noche.
Extracto de La caída de la casa de los Usher

No hay comentarios:

Publicar un comentario