Caracas Dos Máscaras: Entrevista a Freddy Ñáñez

15 dic. 2012

Entrevista a Freddy Ñáñez


Festival de Teatro 2013 en Caracas

En una entrevista realizada por el crítico Moreno-Uribe, Freddy Ñáñez explicó el panorama de la escena teatral según el trabajo realizado en Fundarte, con miras al FTC 2013

Por E.A. Moreno-Uribe
Cortesía de El Espectador Venezolano
Imágenes de archivo


El segundo Festival de Teatro de Caracas ya está en camino. Tendrá más de 20 salas y serán, por lo menos, 17 días con las mejores expresiones escénicas de la capital y del país.

Tan buena noticia se desprende de una extensa entrevista que publicó recientemente el diario socialista Ciudad Caracas, al presidente de la Fundación para la Cultura y Las Artes (Fundarte), poeta y titiritero Freddy Ñáñez, quien lleva más de un año en este despacho adscrito a la Alcaldía de Caracas


Para Ñañez, la programación de teatro en Caracas durante 2012 no tuvo descanso, porque más de 160 mil caraqueñas y caraqueños presenciaron 660 presentaciones teatrales que fueron exhibidas en el circuito de salas rehabilitadas por el gobierno bolivariano. La actividad escénica involucró a 250 colectivos teatrales de todo el país, con obras que formaron parte de la programación permanente que se exhibió en los remozados espacios.

Ñáñez explicó que el circuito, que contempla más de 15 salas en todo el municipio Libertador, cuenta con 8 mil 500 butacas para el disfrute del pueblo caraqueño y afirmó que “estas representan 128% de incremento, con relación a las que existían en el año 2008”.

El presidente de Fundarte explicó que las autoridades locales desarrollan un plan de trabajo en conjunto con el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC), a cargo de Pedro Calzadilla, para la rehabilitación, recuperación y construcción de nuevas salas para el desarrollo de actividades musicales y dramáticas.

Al respecto, refirió que hasta la fecha se han rehabilitado los teatros Nacional, Municipal, Principal, San Martín, Teresa Carreño, Alberto de Paz Mateos, Simón Rodríguez, Catia, Cristo Rey y La Colmenita (antes Teatro Tilingo). “Hemos aumentado seis veces la capacidad de aforo de los recintos”, acotó.

El circuito

El circuito de teatros de Caracas es una red de salas aliadas y funciona como un sistema de cooperación interinstitucional para apoyar a la escena nacional, que contempla coproducción, soporte logístico y técnico, préstamos de espacios para el ensayo, y la formación y estímulo a la economía cultural de las agrupaciones teatrales mediante el cobro de una taquilla solidaria.

Ñáñez refirió que, antes de la llegada de la revolución, la gran mayoría de las salas de teatros y de cines emblemáticos fueron víctimas de la industria de entretenimiento, que desplazó los escenarios a los centros comerciales, imponiendo un modelo único de recreación asociado al consumo. “Esta situación generó el empobrecimiento del cine y teatro nacional”, apuntó.

El presidente de Fundarte explicó que parte de la estrategia para mantener el circuito activo consiste en el despliegue de actividades permanentes en las salas. “Este fue el saldo organizativo del Festival Nacional de Teatro realizado en noviembre de 2011. A partir de esa experiencia comenzó un proceso de trabajo en conjunto con los entes involucrados y los colectivos teatrales que se integran al circuito, a los fines de garantizar una programación permanente, dirigida a niños, adolescentes y adultos”, expresó.

La dialéctica del circuito

Ñáñez dijo que a partir de la relación entre el Estado, los colectivos culturales organizados y el pueblo caraqueño “surgió una nueva manera de contacto e integración”. “Estamos creando las condiciones necesarias para el desarrollo de las artes escénicas en la ciudad capital”, refirió Ñáñez, al tiempo que detalló que actualmente un colectivo teatral podrá trabajar una temporada completa dentro del circuito de salas.

Explicó que esta situación no sucedía antes, debido a que las organizaciones teatrales sólo tenían la opción de presentarse en los circuitos comerciales y eran liquidados con el 40% de la venta de la taquilla. Esto, sin incluir situaciones en las cuales una obra fuera desplazada por otra más taquillera y rentable para los organizadores.

En ese sentido, destacó que a través de la recuperación de los teatros se ha levantado la moral de las agrupaciones del país, quienes trabajan un contenido plural con tendencias que van desde lo clasicista hasta el teatro de vanguardia, contemporáneo y experimental.

Ñáñez explicó que luego de una primera edición del Festival de Teatro de Caracas en 2011, el próximo año se repetirá la experiencia para dar continuidad al proyecto de rescate integral del vínculo ciudad-identidad que realiza el Gobierno Nacional como política dirigida a mejorar la calidad de vida de los caraqueños. Acotó que esta iniciativa tendrá curso al inicio del segundo trimestre del próximo año y durará 17 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario