Caracas Dos Máscaras: Juanita Claxton

30 may. 2011

Juanita Claxton

La voz suave de la esperanza

Por Patrizia Aymerich
@Patifini
Flyer oficial del montaje

Un cuadro preciso, lleno de un texto impecable y escaso de movimientos elevados, cada silencio medido, cada sonido pautado; más bien, un cuadro, de esos que sólo el Teatro de la Uva sabe representar dentro de la simplicidad que lo caracteriza.


Esta vez presentan a Juanita, Jesusa y Josefina en una muestra de teatro breve, Juanita Claxton, ángel de dura delicia. La primera es una emigrante que trabaja en la Cruz Roja, haciendo de recepcionista “con esfuerzo pero sin grandes sobresaltos”.

La voz suave como si las palabras las hubieses pensado mucho

Todos los días Juanita recibe muchas llamadas, y muchas de éstas de la misma persona. Josefina no puede dejar de preguntarle por recetas de cocina, por los cambios meteorológicos o por el mejor abogado de la ciudad, y aunque Juanita sabe que ese no es precisamente su trabajo, busca respuesta a todas las demandas de esa mujer que no puede dejar de sentir paz en la voz de la recepcionista. Josefina no llama, quizás, para saber; llama porque, quizás, quiere ser parte del rescate, ese que Juanita representa dentro de la Cruz Roja; llama porque sabe que todos pueden ser salvados, tan sólo con una llamada.

¿De dónde vienes? ¿Cuáles son tus planes? ¿Por qué no regresas, mugrienta? ¿Eres feliz en una tarde de lluvia? ¿Quieres pasar una tarde conmigo?

Para el Teatro de la Uva esa tarde está en blanco y negro, lúgubre y lluviosa, como cuando se tiene un problema. El problema es que Josefina le está anunciando a Juanita que se quitará la vida, y ya la voz suave no puede colgar el teléfono.

¿Por qué me entiendes como nadie en un idioma que yo quiero dejar? Porque eso si tiene la muerte, que mata los lenguajes y las palabras.

El texto de Gustavo Ott algo tiene de humor negro y algo tiene de sincero, la propia Juanita se ve reflejada en otras dos mujeres que la quieren convencer de algo que puede ser mil cosas; pareciera que trata de sobrevivir al arrebato de su vida, de la esperanza, y trata de encontrar la salvación del escondite que se ha creado.

Y en el sueño me morí. Porque en sueños te puedes morir, pero igual te despiertas...

Imperdible Juanita Claxton, ángel de dura delicia, todos los miércoles, a partir del 01 de junio en La Guayaba Verde a las 8:00pm


¿No sabes qué es La Guayaba Verde? Mira a la izquierda en la sección: Espacios Teatrales


No hay comentarios:

Publicar un comentario