Caracas Dos Máscaras: La máquina de la felicidad

4 nov. 2011

La máquina de la felicidad

Nunca es tarde para jugar a Peter Pan

“El día que dejemos de jugar es el día en que nos volveremos viejos”

Por Ma. Gabriela Blanco-Uribe
@Gabybuf
Imágenes de Ma. Gabriela Blanco-Uribe


La vida es muchas cosas. Puede ser larga y corta, aburrida y divertida. Pero más allá de todo es vida y a veces olvidamos vivirla.

El Grupo Teatral Skena nos trae una obra reflexiva sobre el espíritu y la felicidad del hombre. La Máquina de la Felicidad trata de como a medida que pasan los años vamos perdiendo la habilidad de encontrar la felicidad porque se nos olvida como buscarla, apoyándonos en la excusa de que somos ancianos. Nos hace ver que los sueños son muy importantes y que nunca debemos dejar de trabajar en ellos.

Desde la Casa Hogar Ventura


Todo empieza con la llegada del señor Cox, quien se muestra reacio al cambio de rutina que representa vivir en la Casa Hogar Ventura, un ancianato en el que algunos hasta al olvido se han habituado. El nuevo inquilino se rehúsa a adaptarse al sedentarismo que ofrece este lugar y desde el primer día decide cambiar un poco las reglas… o ignorarlas por completo.

Es así como el Sr. Cox inicia su plan de alborotar a todos sus compañeros para hacerles ver que la vida no ha acabado y que no hay razón para echarse a esperar la muerte.

       Cox comienza por preguntar: “¿Qué querían ser cuando eran niños? ¿A qué jugaban?”
                   
       Unos respondieron con lágrimas en los ojos: “¿Por qué desenterrar todo esto?”

       Cox responde: “Le lloramos al pasado porque no queremos creer en el futuro”


A partir de este punto todos deciden seguirle la corriente al Sr. Cox. Durante este tiempo la obra nos muestra que la magia está en la juventud y que es necesaria para sobrevivir. Que la juventud no está determinada por los años y, lo más importante, que aunque en algún punto de nuestra vida la olvidemos, nunca es tarde para recuperarla.

Esta pieza teatral nos deja un bonito mensaje de perseverancia en la búsqueda de la felicidad y nos invita a dejar los achaques a un lado, “de tanto descansar nos oxidamos”. La vida nos pasa por al lado y no nos damos cuenta, perdemos esa chispa, pero nunca es tarde para cumplir los sueños.

Las últimas funciones de La Máquina de la Felicidad se llevan a cabo en el Colegio Champagnat (Caurimare), viernes y sábado a las 8:00p.m. y domingo a las 6:00p.m.

2 comentarios: