Caracas Dos Máscaras: Fecunda zona

30 ene. 2012

Fecunda zona


 Una expresión autóctona 

Por Daniela Mejía
@DaniMejiaB
Imágenes de Daniela Mejía

En escena aparecen 3 chicas jugando, revoloteando, a las que se suman los muchachos;  conforman 3 parejas de la tórrida zona. Estos entregaran toda su energía, para darle vida a las palabras de Andrés Bello en forma de danza.


¡Salve , fecunda zona,
que al sol enamorado circunscribes
el vago curso y cuánto ser se anima
en cada vario clima,
acariciada de su luz, concibes!

A partir de este momento, las palabras del insigne prócer de la patria, saltan, caen, se acarician, se aíslan, giran, avanzan, inclinan, y arrastran en un baile contemporáneo que busca emular lo terrenal. A través de la música y la coreografía de Rafael Nieves se busca, de manera exitosa, ilustrar las inteligentes letras del poema Silva a la agricultura de la zona tórrida del maestro Bello.

La decoración del escenario consiste en proyecciones de imágenes distorsionadas y abstractas del paisaje de campo suramericano, estas van de la mano con las inimaginables figuras que resultan del género contemporáneo. Las líneas suavizadas por lo ecléctico que puede ser este género, van acompañadas de accesorios, que imitan la vida de los hijos de la tierra descrita por el poeta.

Providencia a las gentes
del ecuador feliz con mano larga.
no ya de humanas artes obligado
el premio rinde óptimo;
no es la podadera, no al arado
deudor de su racimo;
escasa industria bástale, cual puede
hurtar a sus fatigas mano esclava;
crece veloz, y cuando acaba,
adulta prole en torno sucede.

En un plano general la pieza consiste en una lectura dramatizada cuyos elementos se mezclan en una armoniosa composición. Movimientos, palabras, melodía y percusión exaltan la expresión suramericana que Andrés Bello describe en sus versos. La música en vivo le da a la pieza mayor expresión de algo autóctono, cálido y palpable, reafirma lo idiosincrático que la obra busca rescatar del poema.


La segunda temporada de Fecunda zona se presentó en el Teatro Nacional, iniciando su programación para este año. Este espacio cultural abre sus puertas tras los siete años que estuvo en reparaciones, las instalaciones se encuentran en perfectas condiciones, y fue respetado el estilo francés que lo caracteriza desde su inauguración en el gobierno de Cipriano Castro, tiene la capacidad de albergar  a 797 personas y la entrada a sus próximas obras será libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario