Caracas Dos Máscaras: La madre pasota

17 ene. 2012

La madre pasota


Es cuestión de amor

“Usted no sabe lo que es ser madre, y, luego, de un extremista de izquierda.”

Por Amanda Gómez
@ManditasWorld
Imagen cortesía de Pathmon Producciones

En La madre pasota, del dramaturgo Darío Fo y llevada a las tablas venezolanas por Pathmon Producciones, se muestra una cara de la mujer por encima de las demás: aquélla que empieza por el amor de madre.

Todo empieza con una persecución. Una mujer entra en una iglesia y pide asilo. Acto seguido entra al confesionario y reconoce sus pecados, o más bien narra su vida. Cuenta cómo ama tanto a su hijo que gracias a ello su existencia se convirtió en un vertiginoso remolino.

“Hay algo que tengo muy claro: el amor es desorden.”

Lo dejó todo por cuidar a su retoño, quien marchaba en rechazo a los convencionalismos de una sociedad en la que no creía. Que consumía drogas con sus amigos y desperdiciaba su futuro. Que no demostraba amor alguno por sus padres porque no lo entendían. Que abandonó el hogar sin una lágrima.

A la par se mezcla la separación de pareja, producto de años de rutina y desinterés por cultivar la relación.

Llena de remordimientos, esta comunista creyente se embarca en un viaje para buscar al hijo pródigo. Durante su travesía enfrenta situaciones improbables que la ayudan a encontrarse a sí misma y a comprender que lo rico de la vida está en hacer lo que te haga feliz y te llena como persona.

“Me liberé. Me encontré a mí misma.”

Así pasó de ser una madre común a ser una madre pasota, una mujer indiferente ante las cuestiones consideradas importantes en la sociedad. A lo mejor la libertad es cuestión de crianza, pero lo cierto es que esta mujer la encontró conociendo nuevas ópticas y descubriendo que su hijo se salvó de una vida incierta al encontrar su camino.

La madre pasota formará parte de la celebración del décimo aniversario de Pathmon Producciones, el 22 de enero a las 2:00 p.m., en la Escuela Nacional de Artes Escénicas César Rengifo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario