Caracas Dos Máscaras: Zanahorias por entradas

12 nov. 2012

Zanahorias por entradas

Las zanahorias revolucionan el teatro

La cultura burla la subida del IVA al 21% con iniciativas como vender hortalizas en lugar de entradas



Por Verónica Viñas | España

Tomado de Diario de León


Un teatro de Gerona vende zanahorias en lugar de entradas. El ramillete de esta hortaliza cuesta 15 euros e incluye un regalo: una localidad para la función Suicidas, de la compañía PocaCosa Teatre. La idea es pagar el 4% de IVA que se aplica a las verduras en lugar del 21% que pesa sobre los espectáculos culturales. Esta ocurrente protesta, que se conoce ya como ‘la revolución de las zanahorias’, ha dado la vuelta al mundo, desde Egipto a Nueva York. Una rebelión ‘silenciosa’ contra medidas que convierten la cultura en un artículo de lujo.

La fórmula es legal y ha abierto las puertas a la imaginación. para que actores, músicos, cantantes y el mundo de la cultura encuentre alternativas con las que esquivar el incremento del IVA justo en un momento en el que la crisis económica ha diezmado las subvenciones, recortado los presupuestos y dejado la oferta cultural ‘bajo mínimos’.

El teatro de Bescanó seguirá vendiendo zanahorias para los 19 espectáculos programados esta temporada. Además, afirman comprar todas las hortalizas en el pueblo. El procedimiento es sencillo y similar al que se utiliza para la reventa de entradas en Internet. El cliente adquiere on line una zanahoria y como premio se lleva una entrada que puede imprimir para la función de la obra de la compañía PocaCosa Teatre. El día del espectáculo, el público recoge su zanahoria en taquilla.

El teatro de Bescanó ya fue uno de los impulsores de la venta anticipada de entradas para la temporada octubre-diciembre de 2012 para evitar la subida del IVA. La web Pymes y Autónomos augura que esta estrategia «puede dar lugar a que más de uno le eche imaginación para intentar salvar la subida impositiva».

IVA por actos

Aunque es la más original, la iniciativa del Teatro de Bescanó no es excepcional. Otros teatros de España han decidido mantener el precio de las localidades y perder trece puntos de beneficios. Los hay que han preferido ‘pagar a medias’ esta nueva carga fiscal con los espectadores. Y más ingenioso aún, el Teatro Prosperidad, de Madrid, donde se paga por actos. Un euro el primer acto; tres euros, el segundo; y cinco euros por los siguientes y el desenlace.



No hay comentarios:

Publicar un comentario