Caracas Dos Máscaras: Una sopa sefardí en siete movimientos

5 nov. 2013

Una sopa sefardí en siete movimientos


El estreno mundial de
Rondó Adafina, un relato de diversidad y reencuentro en clave escénica será el 7 de noviembre

Cortesía ImageClass




La historia escrita y dirigida por Edwin Erminy, se estrenará en Caracas en  los espacios de la Escuela de Enfermería de la UCV, en Sebucán, una antigua capilla de la Congregación de Hermanos de La Salle.

El montaje conjuga teatro, danza, música y gastronomía, en un  vivido itinerario que celebra la variedad cultural venezolana a través de un rico componente de su población: la comunidad sefardí de la ciudad de Coro, una de las más antiguas del continente, hoy prácticamente extinta.


El público tendrá la oportunidad de apreciar esta pieza hasta el 30 de diciembre, durante 12 únicas funciones en un espacio no-convencional, lleno de historia. La intención de la producción es sumergir a los espectadores en una envolvente experiencia y una especie de fiesta sensorial.

Esta impactante producción, con el sello de calidad de Image Class, cuenta además con la coreografía de la reconocida Luz Urdaneta, la dirección técnica e iluminación de Carolina Puig, y la dirección general, escenografía y dramaturgia de Edwin Erminy, todos bajo la producción general de Carlos Scoffio.

Con las actuaciones de María Carolina Leandro, Oswaldo Maccio, Mónica Quintero, Pastor Oviedo, Francisco Salazar, Gladys Seco y Vera Linares. Rondó Adafina narra el itinerario de un personaje ficticio, Haím Benatar, y de una receta real, la Adafina, desde Marruecos, en el siglo XV, pasando por Sefarad (España), Portugal, Holanda, Brasil y Curazao, hasta llegar a la Venezuela de los siglos XIX y XX.

“Es un viaje que ilustra el recorrido histórico de los judíos sefardíes a estas tierras. Los múltiples encuentros de culturas que se han producido en ese devenir, expresados en la música y la comida, que será preparada y degustada durante la obra, como parte esencial del espectáculo”, comenta Erminy.

Pero más allá de la historia de Benatar, o la de los judíos de Coro, de acuerdo con Erminy, interesan las claves universales que éstas develan y que dan vigencia actual a la obra. “El carácter mestizo de nuestras culturas, el valor de la convivencia y la tolerancia en su formación, el papel de los pequeños individuos atrapados en las conflagraciones de la historia”, afirma el autor.

Las funciones de Rondó Adafina, montaje que  tiene el apoyo institucional de la CAIV (Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela), el Museo Sefardí y la Embajada de España, se realizarán los viernes y sábados a las 7:00pm, y domingos 6:00pm. Las entradas tienen un valor de 180Bs ypueden adquirirse a través de www.prontoticket.com.


Sobre la pieza

Rondó Adafina es el texto con el que gané el premio literario Fundarte, mención dramaturgia, en 2002. Es una de mis óperas transatlánticas, un esfuerzo por inventarme una forma de teatro musical a partir de la multiculturalidad.”, afirma Erminy, uno de los arquitectos y diseñadores escénicos más importantes del país.

Uno de sus trabajos más queridos, Ópera transatlántica es un proyecto cultural fundado por Erminy en 1999 simultáneamente en las ciudades de Caracas y Londres, al lado de la artista Pamela Howard. “Funciona como un laboratorio teatral en la búsqueda de una nueva comprensión de las identidades culturales, asumiendo al Atlántico no como una inmensa masa de agua que nos separa sino como el medio para un acercamiento, una especie de ‘Mare Nostrum’”, explica.

El primer montaje de Ópera transatlántica, “Variaciones sobre un Concierto Barroco” (1999-2000), basado en una novela de Alejo Carpentier,  ganó nueve premios en Venezuela, fue el primer espectáculo venezolano en inaugurar un Festival Internacional de Teatro de Caracas y se presentó exitosamente en Londres y Bogotá.

El Financial Times de Londres la calificó como “una producción de una imaginación casi ilimitada, fascinante”; The Guardian como una “hermosa y poderosa obra de teatro llevada por la básica necesidad humana de cantar, bailar, narrar y comer.”; y Time Out como “el mejor espectáculo de la semana en Londres”.

Rondó Adafina, sobre la que se hizo un taller en el Drama Center de Londres en 2001, marca el relanzamiento de este proyecto internacional.

“Nuestra meta final es presentar el montaje en siete países (Marruecos, España, Portugal, Holanda, Brasil, Curazao y Venezuela, siguiendo la ruta histórica de los judíos de Coro”, puntualiza Erminy, quien posee una maestría en Artes Escenográficas (Summa cum laude) del Central Saint Martins College of Art and Desing (Londres 1998).

La música, inspirada en el recorrido de la histórica comunidad sefardí a Coro, desempeña un rol protagónico en este montaje, alternando instrumentaciones judeo-arábica, sonoridades raíz de la música flamenca o resonancias hispano moriscas, en una mixtura de formas y géneros que expresan el mestizaje cultural que celebra la obra.

Participa un destacado grupo de músicos dirigidos por Santos Palazzi: Rubén Riera, en la guitarra; Jaime  de Armas, en la flauta; Pedro Vásquez, en el cello; Mauricio Guevara, en el  acordeón, y Juan Carlos Hernández, en la percusión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario